Usted está aquí

JUEGOS GLOBALES POR LA PAZ

Se realizo exitosamente la segunda edición de los Juegos Globales de Paz en la Secretaria Nacional de Deportes, en el marco del Global Peace Festival 2010 a realizarse el 22 de octubre en el Estadio Olimpia.

Alrededor de 1500 estudiantes de Colegios y Escuelas de capital y central se hicieron presentes. Además 300 voluntarios acompañaron a ellos en la realización de los juegos los cuales se desarrollaron en total armonía.

En la inauguración tuvimos la presencia del Ministro de Deporte Paulo Richard y el Diputado Nacional Dionisio Ortega, Presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados quienes junto a él Sr Ernesto Orbegoso de Fundación Paz Global se dirigieron a la multitud con palabras cargadas de mucha emoción.

La Escuela Nacional de Educación Física, la Organización Scout y la Escuela de Bellas Artes fueron quienes coordinaron todos los deportes y juegos tradicionales con mucho compromiso.

También tuvimos la presencia de los Maestros Agustín Garay, Maestro Rojas, Francisco Granados, Lorenzo Lezcano, Omar Medina, Profesor Moreira, Profesora Graciela Mujica, Profesor Yegros entre otros, quienes impartieron clases de Artes Marciales a los estudiantes que se acercaron.

Destacamos el esfuerzo de la Licenciada Lidia Edith organizadora principal, junto al Sr Enrique, asistente del Diputado Dionisio Ortega, manejaron todos los pasos del evento desde la apertura, el desarrollo y el cierre del mismo.

La Federacion de Mujeres para la Paz Mundial realizo un actividad de recaudacion de fondos con fines de las futuros proyectos educativos a favor de la comunidad.

Los medios de comunicacion se acercaron y cumplieron su mision sin problemas.

En el cierre los alumnos del Maestro Garay de Taekwondo hicieron un rompimiento de tres maderas que decian: ODIO, VIOLENCIA Y GUERRA, resaltando la importancia de la PAZ.

Todos los participantes recibieron su reconocimiento identificando a los Juegos Globales de Paz, todos volvieron felices a sus lugares de origen…la paz y la reconciliación dieron un paso más hacia el destino último de nuestro país y la humanidad que es alcanzar un mundo bajo Dios sin distinción de raza, genero, religión, culturas y nacionalidad.